18 años de prision a catequista abusador

Luego de 4 años y meses de espera, condenaron a 18 años de prisión a un profesor de catequesis por el abuso que sufrieron dos hermanas. Se trata del primer caso que acompañó la fundación conformada por madres de víctimas.

0   532   4/03/2020

Las últimas semanas de febrero fueron de gran importancia para las madres que integran la Fundación Pañuelos Amarillos de Tucumán. Se llevó a cabo el juicio oral del primer caso que acompañaron desde la organización. El abusador fue condenado a 18 años de prisión y cumplirá una preventiva de 6 meses en la cárcel por la agresión que recibieron las víctimas durante el proceso. En el marco del día de la mujer realizarán una campaña de concientización en la peatonal.

En septiembre de 2019, se realizó el lanzamiento oficial de la Fundación Pañuelos Amarillos de Tucumán, que acompaña y apoya a víctimas de abuso sexual infantil y a sus madres. Al día de hoy se formaron agrupaciones en diferentes provincias con el mismo fin y construyeron una red de contención para estos casos.

Miembros del tribunal a cargo del debate oral contra Albarracín, Luis Carlos por abuso sexual infantil a las hermanas Cisterna, permitieron que las madres que forman parte de la fundación, presenciaran el juicio. “Es el primer caso de los pañuelos amarillos en Tucumán. Fue muy importante que la doctora María Balcázar y la doctora Arce nos permitieran acompañar a las víctimas durante el proceso”, detalló a eltucumano.com Colomba Nasca, una de las abogadas que fundó la organización.

Cuando ocurrieron los abusos, las hermanas Cisterna eran menores de edad, pero a la fecha del juicio ya habían cumplido la mayoría de edad, por lo que pudieron declarar en el proceso.

Se trata del primer caso que acompañaron desde Pañuelos Amarillos y llegó a condena. “Para hacer el acompañamiento, nos turnamos durante los tres días para que las víctimas cuenten con nuestro apoyo y el de nuestro equipo de psicólogos. Fue importante por los comentarios del abusador, para que puedan afrontar el proceso. Entre todas las madres fueron acompañándose y turnándose para darles fuerza y valor en ese momento de tanta fragilidad que implica un careo”, expuso.

Además, la referente del movimiento de pañuelos amarillos en Tucumán, destacó que el tribunal impuso una prisión preventiva de 6 meses por la agresión que han recibido las víctimas durante el proceso.

Una red de contención en todo el país

En el marco de una campaña de apoyo a Jujuy por mujeres que denuncian a sus progenitores, desde diferentes provincias enviaron un video a los pañuelos amarillos de esa provincia. El 27 de febrero se conoció una sentencia de 12 años de prisión por abuso sexual agravado, para uno de los casos que se había elevado a juicio.

“Con respecto a las condenas de este mes, sentimos que la presión que se impuso a través de los medios de comunicación ha dado impacto social muy importante. Esto ha logrado que se llegue al conocimiento de los juico de abuso y posterior sentencia”, reconoció la letrada.

En esta dirección destacó la importancia de cambiar la perspectiva en la manera que se abordan los juicios por abuso infantil. “Por ser juicios en los que se tratan de proteger la identidad de la víctima, muchas veces no se conoce la problemática. Desde Pañuelos Amarillos hemos logrado que tenga publicidad los juicios de abuso sexual. Siempre y cuando estén de acuerdo las víctimas y sus familiares. El objetivo es que se modifique la conciencia social, y se avance en la protección del niño, de las víctimas y de las madres de las víctimas”, añadió.

El próximo sábado 7 de marzo a las 10.30 horas, algunas de las madres de pañuelo amarillo, estarán en la peatonal Mendoza repartiendo panfletos informativos para sensibilizar sobre la problemática. “Hay locales comerciales que apoyan a imputados por abusos sexual. Por eso vamos a estar colocando cintas y globos en el marco del día de la mujer, porque si bien hay abusos a varones, la gran mayoría de las víctimas son mujeres. Queremos concientizar sobre el abuso sexual, de denunciar lo que ocurre.

obre la organización

Pañuelos Amarillos de Tucumán se formó luego de que cinco amigas que se sensibilizaron con la situación, tras conocer un caso de abuso sexual intrafamiliar de su entorno cercano. La fundación está conformada en su mayoría por madres de víctimas o victimas que ya cumplieron la mayoría de edad.

Comenzaron a cruzarse con muchas madres de niños que habían sufrido abuso y no tenían herramientas para acompañar a sus hijos en este doloroso y largo proceso. “Se sumó muchísima gente, algunos abogados mandan a víctimas para hablar con nosotras porque hay un vacío. Los abogados y los psicólogos no llegan a dar la contención necesaria durante todo el proceso judicial. La mamá cuenta lo sucedido en la familia, pero no es agradable y muchas veces eso violenta a los otros y no puede hablarlo”, explicó.

TEMAS:

COMENTAR

ÚLTIMAS NOTICIAS

Coronavirus: proponen suspender clases y eventos masivos durante 30 días
0   489