Murió Alberto Calliera

Su risa se apagó para siempre. Alberto Calliera, el reconocido humorista que hizo pasar inolvidables momentos a distintas generaciones de tucumanos con su “vea, amigo”, murió hoy a los 78 años.

De impecable trayectoria en diferentes medios de comunicación -entre ellos LA GACETA-, el cómico dijo alguna vez que nuestra provincia es -más que el Jardín de la República- un paraíso para los humoristas, ya que los crípticos personajes que encierra, “le han dado más guiones que Manhattan a Woody Allen”.

Calliera era grande en serio. Hasta fue definido por Miguel Martín como “El Tato Bores tucumano”. El artista nació en Tucumán y a los 31 años se mudó a Yerba Buena convirtiéndose en uno de los primeros vecinos del barrio Viajantes.